20170629_201353

Escrito del 13 de noviembre

   Quisiera encontrar las palabras no sólo para describir lo que me pasa, sino también para hacer una prospección profunda en la realidad de lo que está aconteciendo. Dentro del propio ser humano, en este caso de mi propio ser, hay muchos niveles de realidad. Abordarlos todos de forma conceptual simultáneamente no es tarea fácil, pero voy a intentar destacar lo que ahora me resulta más evidente. Por un lado sigue habiendo en mí un anhelo de integridad que me impele a permanecer alerta y expectante sobre mí misma, sobre mi sentir, mi pensar, mi actuar, sobre lo que se abre, sobre lo que se cierra, sobre todo lo que se mueve y ocurre, sobre lo que es superfluo y sobre lo que es profundo y real… más allá del juicio que pueda surgir, el cual tiene su propia inercia en este sistema de cosas en el que estamos inmers@s, existe un estado de quietud que posibilita la observación profunda de todo cuanto sucede, dentro y fuera. Desde esta perspectiva, también la observación del propio juicio -la energía y efectividad del cual se están quedando obsoletas, dicho sea de paso- nos ofrece información valiosa sobre nosotras mismas. En el mero acto de mirar para ver, e integrar en la consciencia lo que se ve, lo superfluo y fatuo se va desvaneciendo por sí sólo, a lo sumo cuando conectamos con ese anhelo profundo de elevación hacia el Amor que pulsa en el Corazón. Dicho de una forma coloquial, me interesa expandirme más allá de mis propios límites, trascender mis propias limitaciones humanas, mis propios condicionantes, para ello es imprescindible seguir observándome y observando con honestidad para expandir la visión de mí misma, de mis relaciones y de los mundos, ver más, cada vez más y con más nitidez.

   Este estado de quietud profunda, al que yo llamo Silencio Blanco y que favorece la observación de cuanto hay y sucede, puede describirse como un vacío vibrante y omnipresente, un espacio intersticial entre átomos y partículas que nos permite ir más y más profundo a través de las dimensiones. Un espacio vacío que posibilita el desarrollo de la habilidad de penetración, y subrayo lo de que posibilita el desarrollo de dicha habilidad. Un espacio al que sólo se puede acceder desde la honestidad, percibo esto último de forma muy clara. Partiendo de la base de que lo que percibo es ínfimo en relación con lo que hay, no deja de sobrecogerme la experiencia de esta capacidad de abstracción que me permite gozar de la inmensidad del Silencio Blanco, propiciando que una realidad, cada vez más expandida e incluyente, se revele ante mis sentidos. La palabra Silencio aplica porque se trata de un estado de profundo silencio que subyace a cualquier situación, incluso la más ruidosa. Y el adjetivo Blanco aplica porque este estado se asemeja a un lienzo o un papel en blanco susceptibles de plasmar todo lo que hay.

   Hace muchísimos años, recibí de mi Ángel Solar una consigna clara y audible, no recuerdo la fecha exacta, pero debía tener 17 años, a lo sumo. La consigna fue: Caminar y siempre ver. Esta advertencia se grabó en mi memoria a fuego y la reconocí como un mandato del Alma que iba a determinar el sentido de mi trayectoria. Un propósito profundo que me mantuvo a flote siempre, incluso en las circunstancias más adversas, un propósito que me iba a rescatar, una y otra vez, de la difícil experiencia de la soledad más despiadada.

   El Poder de la Voluntad al Bien, canalizada a través del Cuerpo Causal, es la suprema intención de la Consciencia, la cual se expresa como la Amorosa cualidad de la Sabiduría que nos permite refinar el cuerpo emocional, el cual, cumpliendo una experiencia de Propósito Espiritual, conforma nuestro cuerpo físico y posibilita la experiencia de la iluminación, es decir, nos permite cumplir con el anhelo sentido y consciente de purificarnos y sanar, lo que desde un punto de vista físico significa que las moléculas y átomos de nuestro cuerpo se llenan de luz, produciendo la activación del potencial latente de nuestro ADN, lo que se puede traducir y se traduce como el regreso expandido y consciente a nuestro estado primigenio e inmaculado de Ser.   

   El sentido de nuestros procesos de encarnación en esta realidad física, atesora este Propósito Superior, propósito del cual, ciertas entidades depredadoras y arcónticas nos desconectaron deliberadamente para mantenernos atrapados en un bucle de tiempo con el fin de seguirnos depredando indefinidamente. Muchos seres humanos han despertado a este hecho y están en condiciones de trascenderlo. Siento que en estos tiempos se están ajustando muchas cosas para que el proceso de ascensión frecuencial se produzca. Nos corresponde acompañar y propiciar este proceso desde nuestro propio estado de ser, para encarnar esta experiencia en primera persona.    Se están produciendo ajustes sutiles pero muy profundos, sutiles en el sentido de que no son perceptibles al ojo común, a pesar de lo evidentes.

   El Poder de la Voluntad al Bien se expresa de forma discreta y silenciosa. Actúa en el sentido de la propia evolución consciencial y de la liberación de todo yugo, y su directriz es el Amor. Difiere diametralmente del ansia de poder para acaparar, someter y dominar las mentes ajenas. Es vital comprender esto y distinguir una intención de la otra. La pureza de propósito otorga una protección natural e infalible. Esto es lo que nos infiere una completa confianza en los procesos que estamos viviendo y una tranquilidad subyacente que trasciende cualquier estado por el que podamos estar transitando.    En este punto conecto con el estado sentido y lúcido que me ha impulsado a escribir todo lo anterior. Hay tantos inputs vibrantes sucediendo de forma simultánea, tantas cosas interesantes sucediendo a la vez, tanto en el interior como en el exterior, que con frecuencia faltan las palabras para describirlo. Sin embargo, la introspección es en sí misma un placentero viaje, la experiencia de escribir es un bálsamo. Por eso entrego lo que escribo, no sólo para permitir la expansión de mi propio espacio, sino para dejar abierta la posibilidad de que te sirva para expandir el tuyo. Bendiciones.

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on print
Share on email

6 Responses

  1. Hi there. I found your blog by way of Google whilst searching for a comparable topic, your web site came up. It seems to be good. I have bookmarked it in my google bookmarks to come back then. Nanette Hillier Mosera

Responder a bedava Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contacto

Si quieres contactar conmigo por alguna razón y dejar algún comentario, puedes hacerlo rellenado este formulario. Estaré encantada de leerte y responder. Muchas gracias de antemano.